12 PRODUCTOS ESENCIALES DE PROTECCIÓN DEL BEBÉ PARA EL HOGAR

Esperar un bebé es uno de esos momentos en los que los padres tienen todo tipo de sentimientos encontrados. Por un lado, está entusiasmado con el nuevo paquete de alegría que espera. Es un evento que cambia la vida y lo verá asumir la responsabilidad de una nueva persona durante toda su vida. Por otro lado, puede resultar abrumador, especialmente si no sabe qué esperar.

Definitivamente, tendrás que cambiar mucho en tu vida solo para acomodarte al nuevo paquete de alegría. Como padre, aprenderá que ya no tiene el privilegio de dormir toda la noche.

A pesar del hecho de que su hijo puede tener un sueño increíble, se encontrará caminando un par de veces y caminando de puntillas solo para verificar si todavía está respirando.

El viaje de la paternidad también te dejará con la responsabilidad de garantizar que el bebé esté seguro. Los bebés son vulnerables a medida que crecen y, como padres, hacemos todo lo que está a nuestro alcance para asegurarnos de que el niño no sufra ningún daño.

Existen numerosos productos de seguridad para bebés en el mercado que le ayudarán a lograr el objetivo de “hacer que su hogar sea seguro para el bebé”.

Productos de protección para bebés imprescindibles en casa

1. Gates Shields

Una vez que el bebé comienza a gatear, uno de los productos de seguridad para bebés más importantes que debe tener son las puertas pequeñas. Estos se instalan en las escaleras y otros lugares a los que no desea que acceda su hijo.

Sin embargo, con el tiempo y el crecimiento del niño, es posible que intenten encajar en los pequeños huecos. Esto puede causarle lesiones al niño y eso no es lo que realmente desea.

Para evitar esto, se utilizan protectores de puertas en estas puertas para evitar que el niño se atasque. Este producto de protección para bebés suele ser fácil de instalar y para asegurarse de que el bebé pueda ver la vista, use el cristal transparente.

2. Bloqueo del horno

El horno es uno de los electrodomésticos de cocina más utilizados. Mientras hornea su pastel favorito, asegúrese de tener cerraduras de seguridad para evitar que el niño se queme.

Los niños son curiosos y cuando son capaces de distinguir tipos de alimentos, significa que es probable que obtenga más de su visita en la cocina. Dado que puede distraerse al notar que se acercan al horno, asegúrese de que la cerradura sea lo suficientemente fuerte como para mantener alejado al niño.

3. Protector de enchufe

Los enchufes presentan el riesgo de electrocución para los niños si no se manipulan bien. Por lo general, los niños pueden introducir objetos metálicos o húmedos en los enchufes no utilizados. Es necesario asegurarse de que todos los enchufes no utilizados de la casa tengan protectores de enchufes.

Protector de enchufe

Por lo general, se instalan sobre los enchufes existentes y también permiten enchufar dispositivos electrónicos cuando sea necesario. Una vez que se quita la electrónica, la protección del enchufe se cubre automáticamente y esto asegura que el niño no tocará el enchufe.

4. Cojines de esquina

Las esquinas afiladas, especialmente en los muebles, pueden lastimar a su hijo mientras juega en la casa. Algunas paredes de la casa también pueden tener esquinas afiladas que deben ser seguras para los niños.

Una de las formas más efectivas de lograrlo es colocar cojines en su lugar. En el caso de los muebles, estos cojines se colocarán en el borde afilado y son blandos para evitar cualquier lesión al niño. Para las paredes, se encuentran disponibles en el mercado cojines de esquina más largos y anchos.

6. Asegure la bañera para bebés

La hora del baño puede ser un desafío para los padres mientras usan la bañera normal. Existe el riesgo de que el niño se resbale de su brazo. De hecho, para los nuevos padres, la hora del baño es la experiencia más temida de cuidar al niño.

Sin embargo, esto se puede facilitar utilizando este producto de protección para bebés. No solo es cómodo para el niño, sino también seguro. Son hinchables y, por tanto, no hay que preocuparse por el espacio.

6. Riel para cuna de bebé

La mayoría de nosotros teme que el niño se caiga de la cuna mientras lo acuesta para la siesta o por la noche. De hecho, la razón por la que muchos de nosotros no dormimos toda la noche es visualizar al bebé durmiendo en el borde.

Carril para cuna de bebé

Sin embargo, esto no debería ser motivo de preocupación, ya que el riel para cuna es uno de los productos de protección para bebés que hará que la experiencia de la paternidad sea agradable. Al elegir la cuna adecuada para su bebé, tenga en cuenta el peso del bebé para asegurarse de que no ceda.

7. Pestillos de seguridad

Hay muchos equipos en la casa que requieren cerraduras o pestillos de seguridad. Estos son productos de protección para bebés que no puede permitirse el lujo de no tener en casa. Cuando el niño comience a caminar, asegúrese de tener las ventanas cerradas.

El niño puede usar muebles para alcanzar la ventana y si no está bien asegurado, puede caerse. Las cerraduras de las puertas también son necesarias para mantener al bebé fuera de lugares que pueden no ser seguros para él. Por ejemplo, tenga cerraduras en las puertas que conducen a la cocina o al baño.

Los aparatos eléctricos presentan riesgos para los niños, especialmente cuando están descubriendo cosas. En la cocina, además de tener las cerraduras en la puerta, asegúrate de que los electrodomésticos que estén al alcance del niño tengan los pestillos de seguridad. Por ejemplo, coloque pestillos de seguridad en un punto más alto del frigorífico. El mismo caso se aplica a los microondas y otros aparatos eléctricos.

8. Monitor de video

Cuando el bebé está durmiendo la siesta, este es el momento ideal para que lleves a cabo diversas tareas de la casa. Sin embargo, la mayoría de nosotros estamos abrumados y seguimos mirando al bebé.

Esto significa que cuando el bebé se despierta, apenas te duchas. Para evitar todo esto, lo que necesita es un monitor de video. El dispositivo portátil significa que podrá controlar al bebé desde cualquier parte de la casa.

Con tecnología avanzada, los monitores de video también tienen visión nocturna automática y esto significa que no tendrás que molestar a los niños mientras los revisas por la noche.

9. Mango de la tina de agarre

Los bebés crecen muy rápido y difícilmente reconocerá que ya no son el bebé que una vez trajo a casa. De hecho, solo te darás cuenta de que están creciendo cuando ya no te queden en tu mameluco favorito. A medida que el niño crezca, también se verá obligado a cambiar la forma en que lo trata.

En este momento, se siente más seguro al bañarlos. De hecho, son capaces de agarrar cosas y llega el momento en que necesita introducir manijas de agarre en la bañera. Este agarre te hace sentir seguro mientras bañas al niño y facilita que el niño entre y salga de la bañera.

10. Sillas de alimentación

La hora de comer puede realmente frustrarlo, especialmente cuando el bebé es lo suficientemente mayor como para sostener su propia cuchara. Por lo general, el bebé quiere comer la comida del plato sin que se la lleve a la boca con una pala.

Sillas de alimentación

Es el momento de presentar la silla de alimentación que permitirá que el niño se siente contigo en la mesa del comedor. La silla debe poseer una alta estabilidad y si es plegable, debe tener un candado. Esto asegurará que no se doble cuando el bebé esté sentado sobre él.

11. Armarios y cerraduras para armarios

Los niños son más curiosos en cuanto a ver qué se esconde en el armario. Esto los lleva a tirar de los cajones o abrir los armarios solo para satisfacer su curiosidad.

Es posible que esto no termine bien, ya que puede resultar en lesiones en los dedos. Además, estos lugares pueden contener productos nocivos como medicamentos y cubiertos. Para evitar este peligro, asegúrese de tener los candados en su lugar.

Este producto de protección para bebés asegurará que el bebé no tenga acceso a estos artículos. Además, también pueden caer productos pesados ​​sobre el niño que intenta alcanzar el armario.

12. Detector de humo y monóxido de carbono

Mientras mantiene caliente al bebé con una chimenea, es posible que no detecte el aumento del nivel de monóxido de carbono en la casa. Los dos son importantes productos de protección para bebés que garantizarán la seguridad de su hijo.

Por lo general, el monóxido de carbono no se detecta con el olfato y, por esta razón, se lo conoce como asesino silencioso. Asegúrese siempre de tener un detector de monóxido de carbono, especialmente si enciende la chimenea con regularidad.

Los detectores de humo, por otro lado, protegerán a su hijo de los vapores nocivos. Lo más importante es que durante una emergencia de incendio, es posible que uno pueda actuar primero cuando el dispositivo detecte la más mínima cantidad de humo.

Todos estos productos de protección para bebés discutidos te ayudarán a tener un tiempo fácil para cuidar al pequeño. Al hacer que su hogar sea a prueba de bebés, también podrá lograr el mayor objetivo que tiene cada padre y es proteger a su hijo contra cualquier forma de daño.

Related Posts

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad